24 de septiembre de 2008

"Memorias del guerrillero con dos cabezas" (8): De la batalla de Bailén y los festejos por la victoria

El 19 de julio de 1808, las tropas napoleónicas fueron derrotadas por primera vez en una batalla en campo abierto. Fue en Bailén. El desastre francés obligó a José Bonaparte a evacuar Madrid y los ejércitos españoles victoriosos no tardaron en entrar en la capital. Con ellos llegó Francisco Muñoz, marqués del Roquedo, el mejor amigo de Leandro Honrubia. Lo primero que hizo el marqués fue encargarle a su amigo un retrato de cuerpo entero, vestido de militar, que reflejara el triunfo sobre los gabachos.
El pueblo de Madrid, eufórico al verse liberado de la opresión, se echó a las calles y mantuvo la fiesta durante varios días. Por primera vez un globo aerostático sobrevoló Madrid y en él viajó Leandro, quien hizo bocetos rápidos a lápiz de la villa vista desde el aire. En principio la invitación era para Francisco de Goya, pero el genial pintor, poco inclinado a tales efusiones públicas (y con temor a sufrir vértigo), delegó en su discípulo con el encargo de que tomara apuntes aéreos que sirvieran de base para futuras obras pictóricas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

MAIKO

Una maiko, aprendiz de geisha, en plena danza. Kioto (Japón) 2016