28 de julio de 2008

Semana Negra (XXI edición)

Una foto más de mi estancia en la Semana Negra de Gijón, en compañía de José Ángel Mañas. Foto tomada por la jefa de prensa de Algaida, Begoña Minguito. Como es natural no todo es literatura, también hay que disfrutar del sol y de la playa, especialmente en una ciudad tan bella como esta.

22 de julio de 2008

Las Barranquillas

Estremecedor reportaje sobre Las Barranquillas, el principal centro de venta de droga y de degradación humana. Hoy día Las Barranquillas están prácticamente desmanteladas, pero todo el negocio de la venta de droga se ha trasladado a Valdemingómez (Cañada Real Galiana) en mejores condiciones para los mafiosos quienes, en lugar de chabolas, disponen ahora de verdaderos búnkers.

19 de julio de 2008

Mañas y Galván unidos por la droga


Como si de sendos toxicómanos se tratara, José Ángel Mañas y este humilde autor del blog comparecimos en la carpa principal de la Semana Negra unidos por un vículo común: la droga. Pero de la que consumimos ambos, que se llama literatura y que además de no perjudicar a los cuerpos, enaltece las almas.
Nos presentamos mutuamente nuestras respectivas novelas publicadas este año, La pella, de Jose, y Sangre de Caballo, la mía. las dos abordan el mismo asunto: la droga. En este caso si me refiero a la que perjudica a los cuerpos y trastorna las mentes, la que convierte en esclavos a los seres libres, la que transforma a las personas en zombies sin necesidad de pasar por los conjuros de un hechicero de vudú.
Arriba tenéis una foto del acto, tomada por la parlachina jefa de prensa de Algaida, Begoña Minguito (no conozco a nadie que hable tanto cuando está a punto de aterrizar un avión, ¡uf!)
Si queréis leer un breve resumen de lo que dijimos, el diario oficial de la Semana Negra, A quemarropa, lo recogió muy bien. Pinchad aquí.

9 de julio de 2008

Entrevista en Telemadrid

Aquí os dejo la entrevista que me hicieron el otro día en Telemadrid con motivo de la publicación de "Sangre de caballo".

VIDEO 1




VIDEO 2



VIDEO 3


CINCO PUÑALADAS Y UN DISPARO

¡Zas! ¡Zas! ¡Zas! ¡Zas! ¡Bang! ¡Zas! Expiró aferrado al policía, pensando en sus hijas. No pudo soportar que lo multara por...