26 de septiembre de 2012

¿Respetar las reglas del juego?

A los políticos, cuando se ven en apuros, les gusta echarte en cara que hay que respetar las reglas del juego. Las reglas del juego de la democracia, dicen. Cuando la gente se manifiesta contra sus incumplimientos o harta de los recortes ellos responden que sí, que están muy bien las protestas, pero dentro del orden establecido por la ley y la Constitución, que hay que respetar las reglas del juego, que no se puede asaltar el Congreso sede de la soberanía popular y bla, bla y bla.

¿Las reglas del juego? ¿De qué juego estamos hablando? O, mejor dicho, ¿de qué juego hablan ellos?
Deben pensar que estamos jugando al bingo en una residencia de ancianos, con apuestas de cinco céntimos, o en un partido de fútbol de solteros contra casados después del cual se van todos a beber cerveza.
¿Pero de qué juego hablan?

Lo que nos jugamos nosotros (no ellos, que están blindados por sueldos, prebendas y privilegios) es el puesto de trabajo, el pan de nuestros hijos, la asistencia sanitaria, la educación o los ahorros de toda una vida de sacrificios. Ese es nuestro juego, sobrevivir, y cuando se trata de supervivencia no hay reglas, y mucho menos las que han sido impuestas por aquellos que no las cumplen. Nos piden que respetemos la distancia de seguridad que nos imponen ante el Congreso porque la Constitución  dice que no podemos coaccionar a las Cámaras cuando están reunidas. Pero ellos se pasan por el forro esas mismas reglas al incumplir la Constitución y las leyes. Tenemos derecho al trabajo y a una vivienda digna. A sanidad y a educación. Eso dicen las reglas del juego. Nos gobiernan los poderes financieros y no las personas a las que votamos; nos prometen un programa electoral que luego pisotean; saquean las arcas públicas y después se indultan entre sí; viven por encima de sus posibilidades y somos nosotros los que debemos remendar sus costurones.
Ellos manejan el poder represivo si nosotros incumplimos las reglas del juego, pero ¿qué armas tenemos nosotros si las incumplen ellos? ¿Quitarles el voto dentro de cuatro años cuando nos hayan destruido? Nos apalean incluso sin quebrar las normas. Entrenan perros sarnosos a los que acorazan para azuzárnoslos cuando nos quejamos de sus políticas de hambre.

Nos aplican su visión de lo que es lo políticamente correcto y tenemos que tragar. ¿Cómo defendernos?
¿Es licita la violencia contra tanta injusticia?
Yo nunca lanzaré una piedra contra nadie, nunca emplearé la violencia contra un cargo público por muy deshonesto que sea, ni contra un policía antidisturbios que apalea a gente en manifestaciones pacíficas y autorizadas. Pero tampoco censuraré a quien lo haga y si está en mi mano, lo protegeré, lo ocultaré.
Yo no respeto estas reglas del juego que nos imponen porque para mi no es un juego.

22 de septiembre de 2012

Catecismo de San Expedito, Mártir: El Capitalismo

 Del Catecismo Libertario de San Expedito, Mártir:

Epígrafe 4: ¿Qué es el Capitalismo?

El Capitalismo es Dios, nuestro Padre, Administrador y Señor de todo lo que existe, quien, aunque no creas en Él, premia a los buenos y a los sumisos y castiga a los malos, a los que acusa de vagos, indolentes, antisistema y perroflautas.

La recomendación de San Expedito: Muchas veces te dirán que fuera del Capitalismo solo está el Caos, la Nada, el Infierno Absoluto, pero no lo creas. Es pura propaganda para mantenerte sedado, tranquilo, dócil y manejable. A todo aquel que te venga con el cuento, la primera vez muéstrale la peineta; la segunda, el corte de mangas, y la tercera... A la tercera ya tienes dispensa para patearle el culo.

Catecismo Libertario de San Expedito Mártir,
Patrón de la Acción Directa y su Aplicación Consecuente (AD/AC)

19 de septiembre de 2012

Los reyes bárbaros y la Nochebuena semanal

Ha bastado que le dieran una página web nueva, como una navaja de barbero a un chimpancé, para que se automutile con el beneplácito del gobierno conservador. Porque no olvidemos que la Monarquía no da un paso sin la autorización del Ejecutivo... cuando no es el propio Gobierno el que sugiere los asuntos y redacta los discursos.
Después del tiro en el pie que supuso las expedición medieval a África para cazar elefantes, que fueron el no va más en el deterioro de la imagen del rey y de la monarquía en España, a alguien se le ocurrió que lo mejor que se podía hacer para lavar la imagen del campechano era dotarle de una nueva página web para intentar mejorar su imagen.
La inauguró con una foto que dejaba ver la línea sucesoria: El padre, el hijo y la nieta. Para dejarnos claro lo que nos espera, es decir, que la jefatura del Estado en España seguirá por muchos años sujeta a las leyes medievales que impusieron los visigodos.
Prosiguió con unas fotos pastelosas de la familia de Felipe de Borbón, como si mostrarnos el lujo en el que viven los acercara a los españoles que están en el paro, a los que desahucian de sus viviendas, a los que les han robado el dinero con las preferentes o a los ancianos que deberán repagar por sus medicinas. Gracias a ese reportaje fotográfico hemos podido ver lo que ya sabíamos: que los borbones viven como reyes, rodeados de lujos, vestidos de organdí y sumidos en la holganza cinegética.
Más parece un reportaje de Telecinco sobre cómo viven los ricos muy ricos en España mientras la mayoría de la población las pasa putas. ¿En el próximo sacarán a Briatore o a Agag?
Pero la guinda la ha puesto con su mensaje sobre las aspiraciones independentistas de Cataluña. Ahí parece adivinarse la mano de Rajoy, aunque mejorada. Yo no se la califica de "algarabía", sino de "quimeras". Hay que reconocer que se suavizan los términos. Se ve que alguien advirtió a Rajoy de que las formas también son importantes. Aunque el fondo sea igualmente desacertado.
¿Cómo se atreven a criticar a quienes plantean sus aspiraciones dentro de un marco democrático? ¿No tienes derecho los catalanes -sea cual sea su número- a reclamar un país independiente, lo mismo que los vascos? ¿Qué legitimidad moral tiene una monarquía medieval (perdón por la redundancia) para calificar de "quimera" las aspiraciones de los ciudadanos?
Pero no nos engañemos, estas afirmaciones van en la misma línea marcada por el Gobierno conservador de que exhibir una bandera republicana es incitar a la violencia. En España se va imponiendo la barbarie, donde merecen más crédito las instituciones caducas y podridas que las reivindicaciones que los ciudadanos expresan pacíficamente.
Mal vamos, por otra parte, si nos obligan a tragar cada semana un discurso real de Nochebuena.

17 de septiembre de 2012

Prevaricar con servicios mínimos

Parece que algunas autoridades no se enteran o, lo que es más probable, que no quieren enterarse. Reinciden en poner servicios mínimos abusivos cuando afrontan una huelga de transportes. Hoy tenemos una y los servicios mínimos se sitúan en el 73 por ciento.
Los sindicatos recuren y mucho tiempo después, gracias a la celeridad de esta Justicia de cachondeo que tenemos en España, los tribunales les dan la razón: eran servicios mínimos abusivos.
En la huelga siguiente vuelve a suceder los mismo. Servicios mínimos abusivos y sanciones o despidos para los trabajadores que los incumplen. Y los tribunales vuelven a dar la razón a los trabajadores tarde y mal.
Cuando esta actitud de los responsables de la Administración se repite con fascistiode recalcitrancia ¿qué se puede hacer?
Si la Administración fija unos servicios mínimos que sabe que son abusivos porque hay reiteradas sentencias en ese sentido, está dictando resoluciones mal a conciencia, es decir, sus responsables prevarican. Prevaricar es "que una autoridad, juez u otro servidor público dicte una resolución arbitraria en un asunto administrativo o judicial a sabiendas de que dicha resolución es injusta". Es un abuso de autoridad.
Delito que el artículo 404 del Código Penal castiga con la pena de inhabilitación especial para empleo y cargo público por tiempo de siete a diez años.
Más le valdrían al Gobierno aplicarse en hacer cumplir la ley vigente y la Constitución en lugar de tener ocurrencias como las de Ruiz Gallardón, que intenta colar en España la inconstitucional cadena perpetua u otras medidas regresivas como la penalización del aborto.
Aplíquense en endurecer el castigo a los defraudadores, a los evasores de impuestos, a los especuladores o a los traficantes de influencias.

13 de septiembre de 2012

Diario de Jürgen Toepfer: destino



Cuando el Poder nos abandonó a nuestro destino, nuestro destino fue el de hacernos con el Poder.






Jürgen Toepfer
Mercenario en la RD del Congo

6 de septiembre de 2012

El retorno del Hombre de los 21 Dedos

Ya está aquí, ha regresado. El Hombre de los 21 Dedos (EH21D) vuelve a encarnarse entre nosotros, aunque esta vez con formato nuevo, pero mucho más sugerente. La culpa la tiene José Ángel Mañas, padre del monstruo, en colaboración con su socio para la ocasión Antonio Domínguez Leiva. Es decir que el Hombre de los 21 Dedos ha sido escrito a veinte dedos o, lo que es lo mismo, a cuatro manos.

Si en 2009 fue El quatuor de Matadero (Algaida), un volumen que agrupaba varios capítulos del misterioso personaje, ahora, tres años después, regresa EH21D con seis relatos nuevos que publica Booket y que son descargables en libro electrónico a muy buen precio (1,89 euros cada uno en la Casa del Libro)

Estas nuevas entregas de EH21D son, como dicen ahora los especialistas, la precuela de Matadero, es decir, que son anteriores, sucedieron antes. Relatos independientes unos de otros, que se pueden leer por separado, aunque tienen cierta conexión bajo el denominador común de las barbaridades cometidas por EH21D.

El honor de los Campeador, El factor hispano, Gothic Galicia, Al servicio de Su majestad, Muerte de un escritor y El ser venido del espacio son los títulos de las nuevas entregas con las delirantes aventuras de este sujeto impresentable al que le le sobra algo más que un dedo y le faltan muchas otras cosas.

EH21D se las vio en Matadero (en realidad, Marbella) con el trasunto de Jesús Gil. En estas nuevas entregas no faltan tampoco los encuentros sorprendentes con personajes identificables del esperpento patrio.

Este es el pequeño trailer promocional que se grabó en su momento con motivo de la aparición de 21 dedos, una saga que pide a gritos un cómic y/o una serie televisiva.


5 de septiembre de 2012

Diario de Jürgen Toepfer: realidad




La realidad, a veces cruda y despiadada, no nos hizo cambiar nunca. Vinimos aquí a torcerle el brazo a la realidad.




Jürgen Toepfer
Mercenario en la RD del Congo