19 de septiembre de 2012

Los reyes bárbaros y la Nochebuena semanal

Ha bastado que le dieran una página web nueva, como una navaja de barbero a un chimpancé, para que se automutile con el beneplácito del gobierno conservador. Porque no olvidemos que la Monarquía no da un paso sin la autorización del Ejecutivo... cuando no es el propio Gobierno el que sugiere los asuntos y redacta los discursos.
Después del tiro en el pie que supuso las expedición medieval a África para cazar elefantes, que fueron el no va más en el deterioro de la imagen del rey y de la monarquía en España, a alguien se le ocurrió que lo mejor que se podía hacer para lavar la imagen del campechano era dotarle de una nueva página web para intentar mejorar su imagen.
La inauguró con una foto que dejaba ver la línea sucesoria: El padre, el hijo y la nieta. Para dejarnos claro lo que nos espera, es decir, que la jefatura del Estado en España seguirá por muchos años sujeta a las leyes medievales que impusieron los visigodos.
Prosiguió con unas fotos pastelosas de la familia de Felipe de Borbón, como si mostrarnos el lujo en el que viven los acercara a los españoles que están en el paro, a los que desahucian de sus viviendas, a los que les han robado el dinero con las preferentes o a los ancianos que deberán repagar por sus medicinas. Gracias a ese reportaje fotográfico hemos podido ver lo que ya sabíamos: que los borbones viven como reyes, rodeados de lujos, vestidos de organdí y sumidos en la holganza cinegética.
Más parece un reportaje de Telecinco sobre cómo viven los ricos muy ricos en España mientras la mayoría de la población las pasa putas. ¿En el próximo sacarán a Briatore o a Agag?
Pero la guinda la ha puesto con su mensaje sobre las aspiraciones independentistas de Cataluña. Ahí parece adivinarse la mano de Rajoy, aunque mejorada. Yo no se la califica de "algarabía", sino de "quimeras". Hay que reconocer que se suavizan los términos. Se ve que alguien advirtió a Rajoy de que las formas también son importantes. Aunque el fondo sea igualmente desacertado.
¿Cómo se atreven a criticar a quienes plantean sus aspiraciones dentro de un marco democrático? ¿No tienes derecho los catalanes -sea cual sea su número- a reclamar un país independiente, lo mismo que los vascos? ¿Qué legitimidad moral tiene una monarquía medieval (perdón por la redundancia) para calificar de "quimera" las aspiraciones de los ciudadanos?
Pero no nos engañemos, estas afirmaciones van en la misma línea marcada por el Gobierno conservador de que exhibir una bandera republicana es incitar a la violencia. En España se va imponiendo la barbarie, donde merecen más crédito las instituciones caducas y podridas que las reivindicaciones que los ciudadanos expresan pacíficamente.
Mal vamos, por otra parte, si nos obligan a tragar cada semana un discurso real de Nochebuena.

9 comentarios:

  1. Otro gallo nos cantaría si la monarquía de este baboso fuera electiva como la de aquellos cabreros visigodos; veríamos lo rápido que se despejaría el misterio de la trinidad borbónica!!
    ;)
    Por otro lado, a mi lo de la manifestación independentista de la burguesía catalana me la trae al pairo...aunque debo admitir que me encantaría que se largaran cuando antes; ellos o cualquier otro que así lo decida por voluntad mayoritaria de los súbditos de cada territorio. No sólo de los dos que has mencionado. El hecho de que el Golpe de Estado de Franco se adelantara a la creación de la Autonomía andaluza no justifica la perra con el rollo ese de los Territorios Históricos. Porque si hay un territorio histórico en este país, es el del Valle de Beits que adelanta en civilización a cualquier otro en más de 2000 años; los "barceloneses" construían chozas de madera y paja cuando en Jaén levantaban poblados de piedra y adobe defendidos por seis líneas concéntricas de murallas allá por el 2450 A.E.C.
    Lo que más atufa en todo ésto son las intervenciones de los militares, consentidas por el gobierno, buscadas como yesca -una vez más- por el independentismo de postal y pesetero y deseadas por medio PPaís. Habrá que ver si entre todos estos imbéciles no nos están preparando...una "mayor presencia activa" de los espadones en la vida política del País de Mierda...para prevenir de paso, y sobre todo, lo que pueda acontecer ante la catástrofe política, social y económica orquestada por todos los hijos de puta anteriormente citados...y los omitidos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Atile, mencioné a Cataluña y País Vasco porque parece ser que son los que tienen más devotos del independentismo, no porque se lo merezcan más. Es cierto eso que dices del valle del Betis, pero creo que hace falta remontarse tan lejos. A mi si la comarca del Bierzo pide la indpendencia, que se la den. tengo de nacionalista/independentisma menos que un piojo.

      Eliminar
    2. No...si a mi lo que me jode de todo ésto son dos cosas:

      - Que haya calado tanto lo de Territorios Históricos cuando mi tierra les zurra la badana.
      - Que la "izquierda" le haya seguido el juego a la burguesía en el discurso independentista; es vomitivo.

      Y mi deseo es sólo que se acabe la pesadilla catalana y se piren cuanto antes...ya!!... si fuera posible...antes de que nos formen un pollo a todos los demás.

      Eliminar
  2. Este es 'er' Paco que siempre he conocido.
    Bien por expresar tus ideas con energía.
    Solo tengo unas dudas y opiniones.
    ¿Quién ha dicho que exhibir una bandera republicana es incitar a la violencia?
    Visitaré el enlace. ¿?¿?¿?¿

    El tema de Cataluña es espeso. Parece tratarse de una cuestión de dinero, antes que de otra cosa. Aunque puede no ser cierto. Pero si puedo decirte, querido Paco, que muchos andaluces fueron a trabajar a los 'Payes' Catalanes con un salario bajo y trabajo intenso (L-Sabado). Además nadie dice nada sobre qué prebendas recibió Cataluña del gobierno central durante muchos años de democracia para conseguir apoyos parlamentarios(fueron décadas).
    El balance de Mas ¿cuantos años abarca? ¿Qué aspectos tiene en cuenta?
    Creo que el Sr. Mas está manipulando al pueblo catalán para conseguir dinero (es posible que me hayan comido el coco en este asunto).
    Además mientras se habla de la independencia del pueblo Catalán, pensamos menos en la crisis que tenemos encima.
    La casa real debería ser mucho más económica para el pueblo. Un amigo me dijo que la casa Real de Noruega es muy económica para su pueblo ( y si no es así, pues será otra casa real del norte).
    En cuanto al feudalismo,...
    ¿No son señores feudales los actuales representantes del 'pueblo' democrático?
    Cobran buenos sueldos y tienen lujos mientras el pueblo 'representado' sufre. Eso es, amigo Paco, un tipo sofisticado de FEUDALISMO que no tiene que ver, precisamente, con la Casa Real.
    Sigo creyendo, amigo Paco, que todo, pero todo, es cuestión de superioridad y ego. Hay seres humanos que se creen, por la razón que sea, muy superiores a los demás y por eso, precisamente, los demás le importan una hez ,o una mierda. Ha ocurrido muchos miles de años así, ¿Qué va a cambiar ahora cuando hay que llegar 'arriba'?
    Bien expresas esa circunstancia 'de seres superiores' en tus novelas.
    ¡Ala!
    A teclear con energía.

    Un saludo.

    Por cierto Paco. Si el pueblo catalán elige independizarse...tendrá que hacerlo con todas las consecuencias. Tendría que poner fronteras...
    ¿O no?
    ¿Seriamos una federación de estados?

    Sabes que pienso de todo esto, amigo Paco, que es como cuando se hablaba del sexo de los ángeles en las tertulias.
    Nunca se habla de la base del problema, siempre se habla de la superficie aparente de los acontecimientos...para que todo continúe igual.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que te guste más el tono de este tipo de post, Constantino, ya sé que tú eres tirando a místico.
      Lo de Cataluña, como lo del resto de CCAA, es cuestión de dinero y de poder. No digo yo que no haya gente que lloraría de emoción con la independencia, pero a mí, como le dije a Atila, los nacionalismos me la sudan. No me importaria pertenecer a un Carabanchel independiente... y incluido en la China. Cuando se avanza hacia la internacionalizacion de todo, superando las fronteras (con lo bueno y lo malo que eso tiene), reclamar la segregación de un territorio para ponerle más líneas de puntos al mapa me parece tan medieval como la monarquía.
      Y sí, este debate es impostado.

      Eliminar
  3. ¿Un retiro digital para que el tocayo no vuelva a caerse visitando paraísos perdidos? Si los medios más potentes no pueden lavar la imagen del carcamal, poca chicha, me parece, podrá morder en el laberinto 2.0. Aunque he de decir que resultaría divertido ver aupado al altar de los guruses al borbónido. Que lo intenten sus negros con Twitter y Facebook, a ver qué pasa.

    Con respecto a independentismo, que, en abstracto, defiendo, parece que, más allá de manifestaciones multitudinarias, la onda estriba ahora en, fundamentalmente, la cuestión fiscal y económica, como paso previo a no sé qué. Y esto sucede no solo en Cataluña, sino, también, de manera esta vez más discreta, en lo que en el País Vasco se llama, de manera más o menos jocosa y según quién, "el entorno de Bildu".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vecino, si tu tocayo fuera de verdad quien escribe esas mamarrachadas sería hasta gracioso, pero es que este habla por boca de asno, nunca mejor dicho. Aquí, el pipiolo que se esconde detrás es don Mariano. ¿Qué diferencia hay entre llamarlo "algarabía" y "quimera"? Yo respondo: dos días de pensárselo mejor.
      Sobre el independentismo, lo que le digo a Atila y a Contantino, cortinas de humo para esconder vergüenzas y chupar un poquito más de la teta de la vaca escuálida del Estado. Dicho lo cual, añado que aspirar a la Independencia me parece más razonable que defender que un payaso se encarame a lo alto de un trono.

      Eliminar
  4. Totalmente de acuerdo, no tienen derecho.
    Pero es lo que tenemos... de momento.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, pues a ver si no dura mucho.

      Eliminar

MAIKO

Una maiko, aprendiz de geisha, en plena danza. Kioto (Japón) 2016