27 de diciembre de 2011

La corte del faraón

Llegado el momento oportuno
el bribón se cambió el antifaz
por la máscara de contrición
y descendió de su pirámide,
escalón tras escalón.
Paseó entre los súbditos,
acarició sus calvas
y hasta vertió alguna lagrimita.

La chusma, enternecida,
le besó la mano,
le tributó homenajes,
le rindió armas
y le lanzó vítores.
Olvidó que era un hampón.

Acabada la farsa, 
retornó por donde vino,
por la escalera de siempre,
a la pirámide perfecta.


22 de diciembre de 2011

El retorno de los brothers

Parecían muertos, pero no.
Como el Cristo Redentor,
murieron para resucitar a la Gloria.
Ya están de regreso
los hermanos Lehman
y ya se ocupan de todos nosotros,
el rebaño semoviente*.


* Creo que el término "semoviente" es el que mejor define a los seres humanos que conforman la sociedad occidental actual. Antes eran ciudadanos, después consumidores y ahora, semovientes.

21 de diciembre de 2011

El triunfo de los estranguladores

Cerraron el grifo del dinero
hasta estrangular a los gobiernos de izquierdas,
uno por uno:
Grecia, Irlanda, Portugal y España,
más el molesto sobón italiano,
que tocaba el culo a la ceñuda walkiria.
Muerta la izquierda, ya fluye el dinero.
El Mercado es agradecido con el semoviente.
¡Vivan los bancos estranguladores!

14 de diciembre de 2011

Apartar excusas

Políticos de pedestal y tijeras,
duques con doble fondo,
rijosas duquesas de otros siglos
con herederos tarados, 
hechiceros de sangre en bragueta
y hierro en el puño,
presos de altivo Armani,
chisteras rebosantes
de oro y basura.

Y la tropa, hambrienta y humillada,
en el tendido de sol, aparta
una tras otra las excusas
para seguir mirando el señuelo.



La foto es de Esther Galván



1 de diciembre de 2011

Ser primario

 Odio.

Lanzó la piedra con tanta rabia
que dio la vuelta al planeta
y le golpeó en la nuca.

(Fundido en negro)








(La foto es de Esther Galván)

CINCO PUÑALADAS Y UN DISPARO

¡Zas! ¡Zas! ¡Zas! ¡Zas! ¡Bang! ¡Zas! Expiró aferrado al policía, pensando en sus hijas. No pudo soportar que lo multara por...