13 de enero de 2012

Semen en la boca




Habló el obispo contra la fornicación
pero al hacerlo se le escurrió el semen de la boca (*).








(*) Perdón por la foto (que tomé de este blog), pero estoy 
hasta la polla de la hipocresía y la desvergüenza de los
representantes del Vaticano, que quieren regular nuestro 
comportamiento sexual mientras esconden el suyo, 
que a menudo es repugnante cuando no delictivo.

10 comentarios:

  1. Más claro no lo podías decir.

    ResponderEliminar
  2. No tienes que disculparte, Paquito, es una foto maravillosssa (¿es la 'salchichita'
    de tu nueva novela...?

    ResponderEliminar
  3. DinoJuanjo, quizá si podría decirlo más claro, pero creo que con esto es bastante.

    JJ, ya se que a ti te ha puesto mucho la foto, pero no e la salchichita famosa. Fíjate bien.

    ResponderEliminar
  4. Max Estrellado11:49

    Cuando ayer escuché las babosas palabras del obispo no pude dejar de pensar en todos los curas pederastas que en el mundo son. Lo que no digo es lo que pensé.

    ResponderEliminar
  5. Max, dinos lo que pensaste, que seguro que coincidimos.

    ResponderEliminar
  6. Se le escurrió de la boca, pero no del cerebro.

    ResponderEliminar
  7. Sí, yo creó que antes que el semen se le escurrió la masa cerebral, si es que alguna vez la tuvo.

    ResponderEliminar
  8. Anónimo8:11

    No entendi nada jajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te preocupes, desde Argentina será difícil hacerse una idea de la dalaña de la jerarquía eclesiástica que hay en España. Pontifican sobre moral pero esconden en el armario a los curas pederastas. Por ahí va el post.

      Eliminar
    2. Yo tengo una recolección mala dé mis años jóvenes en cuanto a relación con la iglesia: recuerdo las caras dé los altar boys (catholic) eran dé inseguridad o tal vez miedo con remordimiento. ..difícil dé explicar en ese tiempo...Los chicos del coro....igual, llegue a pensar que era necesario ser un nerd diferente para participar y yo no cabía, en contra de los deseos de mi familia me rehuse a asistir. ..El cerdo del padre me hacía sentir incómodo y el lo sabia... hasta que un día se atrevió a retarme frente a mi padre, tal vez esperando que yo me reprimiera y bajará la cabeza...dijo que las inseguridades que yo tenía eran curables con la ayuda del señor, a lo que respondí sabiendo que Dad no se pondría contra mi...que yo no necesitaba ayuda de un viejo panzón y pedorro con aliento de vergas de los del coro. Mi padre me advirtió que eran acusaciones fuertes y habría una cabeza a rodar...la mía o la del puerco padre....un mes después el coro se desintegró, de algunos chicos nada se volvió a saber y la noticia del barrio era que habría juicio....lo que no sabíamos es que el juicio lo llevarían a cabo dentro del mismo clero...tal vez llevaron niños par chuparles el pito y no perder la costumbre....
      yo en vez de ir a servicio me conecto al manhunt. ...

      Eliminar

MAIKO

Una maiko, aprendiz de geisha, en plena danza. Kioto (Japón) 2016