5 de enero de 2012

La parada de los monstruos



 

El docktor Frankenstein dispone de muchos cuerpos
para su nuevo monstruo,
pero no tiene cerebro.
El Hombre Lobo, vencido,
ha entregado sus garras.
Entretanto, el Hombre Invisible
nos devora la faltriquera
con el permiso de Drácula.

6 comentarios:

  1. Max Estrellado14:08

    Mientras tanto, ¿cómo nos defendemos de la terrible mujer merkeliana?

    ResponderEliminar
  2. Jajajaaaa...joé...y Van Helsing no actualiza su material de combate desdeeeee

    ResponderEliminar
  3. ¡Una estaca! ¿O una estocada?

    ResponderEliminar
  4. Mejor un saco para hacer con ellos como con Edmundo Dantes en el castillo de If.

    ResponderEliminar

MAIKO

Una maiko, aprendiz de geisha, en plena danza. Kioto (Japón) 2016