24 de enero de 2012

Hollande, Francia, España

François Hollande, candidato del Partido Socialista a la presidente de la República Francesa, ha causado sensación en España con sus propuestas. Estas son algunas de ellas:

-Los enemigos son los mercado financieros, que gobiernan sin concurrir a las elecciones por lo que propone la regulación financiera.
-Supresión de ventajas fiscales a las empresas que deslocalicen la producción fuera de Francia o que no respeten la paridad de sexos.
-Mejorar la enseñanza con 60.000 nuevos puestos educativos.
-Bajar un 30% el suelo del presidente y los ministros.
-Jubilaciones a los 60 años para quienes comenzar muy pronto su vida laboral y desempeñaron trabajos penosos.
-Incluir en la Constitución la ley sobre el laicismo.
-Limitar el número de mandatos de los cargos electos.
-Favorecer la Europa del crecimiento y no de la austeridad.
-Diferenciar los bancos de inversión de los de ahorro.
-Subir los impuestos directos hasta un 45% a todos aquellos ciudadanos que declaren ingresos brutos superiores a 150.000 euros anuales.
-Crear una agencia pública central europea de evaluación (rating).
-Fijar un impuesto ecológico europeo contra los productos de importación.
-Fundar un banco público de inversión para reindustrializar Francia.

Estas ideas me provocan dos preguntas:
1.- ¿Han de venir de Francia para que las propuestas del 15M parezcan atractivas?
2.- ¿En qué debates anda el PSOE estos días, buscando una cabeza sin ideas en lugar ideas para su cabeza?




11 comentarios:

  1. Regalando el oído de la angustiada Plebe...a este holandés tan franco se le ha olvidado decir que rompe el pacto que la social-democracia mantiene con el Capital y que retoma el Marxismo como eje ideológico fundamental de su programa. ¿Tú te lo crees?, yo no!!

    ...viniendo de Francia...la horda de sociatas montará un dos de mayo!!

    ...Y la PSOE SL...sociatassss...perooo...todavía alguien espera algo de esa panda de traidores corruptos, viciosos del capitalismo, aduladores de los mercados...y de sus propios bolsillos??!!. Esa panda sabe que no tiene que hacer nada para ganar las próximas elecciones gracias a las gracias que sus comilitones del PP van a cometer contra los trabajadores de ese país de mierda.

    ResponderEliminar
  2. No dejan de ser propuestas, aunque es cierto que la comparación con los de la rosa marchita canta. En cuanto a estos, busquemos una explicación extravagante: como se han quedado fuera y se aburren un poco, así se entretienen.

    Va a ser que España es diferente.

    ResponderEliminar
  3. Quizá tengáis razón ambos. Pero, hombre, mejor escuchar ideas que recuento de compromisarios para no sé qué.

    ResponderEliminar
  4. Bueno, como ya dices, las propuestas del francés son las del 15M de aquí...y ya ves el caso que la PSOE SL ha hecho. No saben ni hacer demagogia con lo decente...con lo verdaderamente progresista. Así que, si yo les oigo emular al gabacho será como quien oye el vuelo de la mosca.Hoy día esas propuestas las abandera IU, más concretamente el PCE (los jipis, verdes y cristianos de base no tienen ni puta idea). No necesitamos que el consejo de administración de la PSOE SL le haga una OPA más a la única izquierda que queda en este país de mierda.

    ResponderEliminar
  5. Sí, el PSOE está perdiendo la ocasión de su vida para ser un partido serio. Pero sus dirigentes llevan las gafas de cemento.

    ResponderEliminar
  6. Para propuestas bonitas, populacheras, atractivas, progresistas y demás virtudes, los sociatas son únicos. Luego todo queda en eso: propuestas. Tienen una lucha interior terrible ya que siguen anclados en teorias de hace 100-200 años y luego son los primeros en tirarlas por la borda. Su himno "La Internacional" ...Arriba parias de la tierra en pie famélica legión no se lo creen ni ellos. Son los grandes defensores de la escuela publica y los primeros en mandar a sus hijos a colegios privados. Se abrazan a los grandes banqueros y nunca los bancos han ganado tanto dinero como con los gobiernos socialistas. Maestros y artistas en la corrupción y el comisionismo (Filesa...). Povienen en su mayoría de clases trabajadoras honradas y les gusta el dinero como a los que más. En fin, tienen ese defecto: defienden unas teorías y en la práctica actúan como los peperos, con la diferencia que a estos últimos se les ve venir. Se les ha visto el plumero hace tiempo, así que todas esas propuestas en boca de un sociata son papel mojado.

    ResponderEliminar
  7. Cierto, la pena es que nadie las ponga en práctica. El poder financiero ha triunfado en todos los frentes, no solo imponiendo sus políticas y su ideología del dinero, sino también -lo que es más grave- haciendo creer al ciudadano de a pie de todo el mundo que no hay otras posibles. Ese es el drama de este mundo: la gente piensa que la izquierda es una utopía y cuando alguien pone el acento en las políticas sociales y solidarias se ríen de él como si fuera bobo.

    ResponderEliminar
  8. Perdón: los maestros de la corrupción en España son las derechas, el PSOE solo es un discípulo aventajado.

    ResponderEliminar
  9. Es que donde yo vivo, Euskadi, las diferencias sociales no son muy marcadas. Para explicarme mejor, tenemos una clase media muy amplia y muchas veces la diferencia que hay entre los sueldos de un directivo de empresa y los trabajadores es bastante menos acentuada que la existente en otras zonas de España.Papá Autonomía recauda mucho dinero y las ayudas sociales son amplias y generosas, y así con otras cosas Con esto quiero decir algunas de esas propuestas ya están bastante desfasadas y otras son de manual, pero siguen con lo mismo.Ahora que nos va a tocar rascarnos el bolsillo insistirán con la misma matraca y ahí sí que pueden encontrar un buen puñado de votos. Tengo 53 años y las he visto de todos los colores. Tengo familia y en lo único que les insisto es que, aparte de tener decencia personal, en esta vida nadie te regala nada y lo que consigas lo conseguirás trabajando y trabajando. Todos tenemos a nuestro alrededor desgracias e intentamos solidarizarnos y ayudar. Eso es lo que vale, lo que intento transmitir y lo que me han transmitido. No creo que el politiquillo de turno me solucione nada, más bien al contrario.
    Un saludo,

    ResponderEliminar
  10. Tienes toda la razón, José María. Somos casi de la misma quinta y es dificil sorprendernos de nada. No hay nada má honrado que el esfuerzo personal pero desgraciadamente, aunque nos pese, dependemos mucho de los políticos, que son quienes hacen las leyes en un sentido u otro. Es triste no poder removerlos cuando no cumplen lo que habían prometido y mas triste aún es que repita en el cargo con mayorías absolutas cuando se ha demostrado que son corruptos y se han llenado los bolsillos con el dinero público, que es el de todos, pero así somos, jaleamos a los que consideramos de nuestra facción aunque sean delincuentes.
    A mí lo que más pena (y rabia) me da es que hoy día se instalado en la mente de la gente que no hoy otra alternativa a las políticas que se hacen. La izquierda ha pasado de moda por utópica, y con ella el sentido de justicia, igualdad y bien común. Esto es terrible.

    ResponderEliminar
  11. Si, estoy de acuerdo en prácticamente todo lo que dices. No se les exige nada para estar ahí y tener entre sus manos tanto poder. En la vida cotidiana si quieres aspirar a algo se te exige una formación y luego experiencia. Probablemente tu nueva empresa o lo que sea se ponga en contacto con gente que te conozca de tu trabajo anterior. Con todo eso, si les cuadras, te cojen.Pues a estos no. Se inflan los curriculos y su único patrimonio es tener una buena lengua viperina, mucho morro y saber mentir sin inmutarse. Como bien dices es triste no removerlos y decirles: has demostrado que no tienes capacidad para este cargo así que a casa y dedícate a otra cosa. No hay manera de fiscalizarlos. Es triste.Las ideas utópicas creo que no cuajan entre la gente, y si tienes hijos como los míos (20 y 23 años) verás que todo esto les trae al pairo.
    ¿Qué hacer?
    Un saludo,

    ResponderEliminar

MAIKO

Una maiko, aprendiz de geisha, en plena danza. Kioto (Japón) 2016