18 de febrero de 2009

Las Vistillas: se prepara un nuevo atentado contra el patrimonio


No es nuevo. Ya llevan muchos años preparándolo. Pero parece que ahora va en serio. La connivencia entre la Iglesia de Rouco y el Ayuntamiento del faraón Gallardón está a punto de perpetrar un nuevo atentado contra el patrimonio de Madrid, que es el de toda España. Lo publica hoy El País, y aporta suficiente información como para que
yo no me extienda aquí.
Solo haré unas reflexiones.
La primera es que, como siempre, el pelotazo se impone a la conservación de nuestro Patrimonio, en este caso con la agravante del atentado a la línea visual en un lugar singular de la capital.
La segunda, que el poder pólitico de esta ciudad, Comunidad y Ayuntamiento, sigue bajándose los pantalones ante la Iglesia (Y eso que no son menores de edad). Si con Álvarez del Manzano ya vivían con los calzones por los tobillos, estos de ahora es que no consiguen subírselos más allá de las rodillas. Recuerdo aquí el empecinamiento del anterior alcalde de Madrid en negarse a ejecutar la sentencia que ordenaba el derribo parcial de la iglesia de Nuestra Señora de las Fuentes ordenado por el Tribunal Supremo (sí, hasta allí llegaron los recursos) porque invadía suelo público.
La tercera, que la Iglesia, por mucho que quieran presentarse como santa y masdre nutricia del espíritu humano está más apegada al ladrillo y especula más que Paco el Pocero.
La cuarta, ¿para qué coño quiere la Iglesia un macroseminario si el que tiene está vacío porque cada día hay menos vocaciones para vestir la sotana?
Y la quinta, que el empecinamiento de Rouco y de Gallardón, responsables directos del atentado contra el patrimonio, conseguirá que en su momento se produzcan enfrentamientos con los vecinos para evitar el desastre.
Y si no, al tiempo.

Enlaces de interés:








10 comentarios:

  1. Anónimo11:23

    Lo de la Iglesia no tiene nombre ni apellido, bueno, sí que lo tiene, pero me lo callo. ¿Hasta qué punto llega la indignidad de una insitución que dice estar al servicio de los pobres y todo cuanto hace, hasta el menor movimiento, es para ganar dinero a costa de lo que sea. Lo del macroseminario no se lo cree nadie, porque a estas alturas de siglo las fábricas de curas están de capa caída. Ergo ese macroedificio es muy probable que tenga otras dedicaciones además de deformar cerebros. Y lo del Ayuntamiento con la jerarquía eclesiástica ya clama al cielo. La actitud sumisa de muchos de nuestros políticos, sobre todos los municipales y los autonómicos (de Madrid, claro) hace que uno se ruborice. Cuando la Iglesia les exige lo que sea les importa un pepino que ese "lo que sea" pertenezca a la ciudadanía. ¿Somos un Estado laico? ¡Venga ya!
    MAX ESTRELLADO

    ResponderEliminar
  2. ¡Mecachis! Ya había olvidado el asunto de la cornisa. Por lo que leo, sigue coleando y cómo...

    Megalomanía llama a megalomanía. Faraón a vicepapa. Y al revés. La Iglesia busca símbolos de su poder, por eso no importa que el seminario (o semenario, como diría Sánchez Espeso) pueda no llenarse. Aunque, pensándolo bien, ¿quién te dice que las vocaciones vayan a ser españolas? ¿Y quién nos dice que detrás no ande el Vaticano, que tiene puesto el ojito en España, y si no que se lo pregunten al tal Bertone? Además, Madrid, todos lo sabemos, es campo abonado para especuladores.

    Habría que apoyar seriamente al movimiento vecinal. Y algo tendría que decir, y bien fuerte, Patrimonio. Pero, ay, ya sabéis que a Zapatero se le da muy bien recular.

    ResponderEliminar
  3. En efecto, los curas mandan más de lo que parece. Y aunque protesten y las píen constantemente (más que los jueces) bajo cuerda logran más acuerdos con las Administraciones de los que tenemos conocimiento. En el caso este habrá que mover el culo porque se trata de un asunto emblemático: hay que cerrar el paso aese macropoyecto esculador y atentatorio contra el Patrimonio

    ResponderEliminar
  4. La Comisión de Urbanismo ya ha aprobado el proyecto. Aunque falta que pase por el pleno, algo huele a podrido en Cibeles.

    ResponderEliminar
  5. Confiemos en que detrás de esto no esté también el tal Correa.

    ResponderEliminar
  6. Llaman a la incultura popular para perpetrar sus robos descarados. Y así nos va. Bueno, yo ya me exilié, llamadme cobarde pero vivo mejor que en el lugar terrible y oscuro de mis orígenes donde se atenta descaradamente contra patrimonio público.

    ResponderEliminar
  7. dezaragoza, no te flageles por haber cambido de lugar de residencia. Cuando el traslado no está motivado por razones persecución política o por hambre no lo llamemos exilio. La patria (perdón por usar una palabra tan manipulable)está allí donde uno tiene su trabajo, su hogar y sus amantes (el que los tenga)

    ResponderEliminar
  8. Entonces tendré que llamarlo "exilio voluntario". Hay más de una manera de persecución, algunas obvias y otras más refinadas. Y aunque el motivo de cambio no fue este y no creo en "patrias" resulta bastante significativo que esté echando raíces en un lugar de cultura distinta y donde sin embargo encajo más que en esa península de baratijas y pandereta. Por eso lo llamo exilio, porque al final es toda una liberación. Al menos de momento...

    ResponderEliminar
  9. hola Francisco
    Yo sufro este atropello, pues mis perros pasean en este parque, la cornisa.
    ya sabes que contra los poderes no se puede hacer nada de nada.
    Lo que ha llegado a tranquilizarme de mi cabreo es que me han contado
    1- que lo que es la plaza miro y la zona alta de las vistillas, si bien el terreno pasa a la iglesia, no la van a tocar. Ya veremos... sino habra que encadenarse como la baronesa a los árboles.
    2- la calle que partira el parque de la cornisa, como el ayuntamiento esta sin un duro, no creo que hasta dentro de muchos años se pongan a hacer el polideportivo ese que dicen que van a hacer.
    asi nos han dejado sin piscina en la latina por falta de pelas...

    en fin... si al final me quedo sin parque tendre que mudarme, porque el barrio no sera lo mismo...

    saludos

    ResponderEliminar
  10. Ay, dezaragoza, que me dejé un comentario tuyo sin responder, aunque bien leído creo que ya lo hemos comentado con posterioridad por otras vias.

    Lu, no te fíes. Ahora no tienen dinero pero la Iglesia es un perro de presa que no suelta un hueso. verás como acaba llevándoselo. Habrá que encadenarse, sí, además vosotros allí tenéis a una top model, Martina no sé cuántos, que es vuestra baronesa particular. Y si hace falta, iremos los que no somos del barrio pero casi.

    ResponderEliminar