4 de septiembre de 2011

Las desgracias van por barrios: ahora B16 va a Alemania

Pues sí, como los tornados o los tsunamis, las desgracias van por barrios. El mes pasado la plaga de B16 arrasó Madrid (con ayuda del ministro Camacho, que se sumó a las misas repartiendo hostias a quienes no querían comulgar).
Ahora le toca a Alemania, porque el único teócrata que tenemos en Europa quiere visitar su país de origen.
B16 estará en Alemania del 22 al 25 de septiembre. Y, concretamente el día 23 se pasará por la localidad de Erfurt (Turingia), para oficial sus ceremonias prehistóricas. Lo siento, os ha tocado la china.
Me ha escrito un buen amigo bloguero, un maño que vive allí desde hace tiempo, Julián Gallego, y me ha contado la cantidad de restricciones a la libertad que les van a imponer a los vecinos. Muchas de ellas ilegales y anticonstitucionales. Me ha remitido al comunicado sacado por el Partido Pirata alemán en la región de Turingia, en el que denuncia tales desmanes. Si en España nos quejábamos de las bajadas colectivas de pantalones del Estado, la Comunidad y el Ayuntamiento de Madrid, leed las humillaciones a las que someterán a los vecinos de Erfurt.
Aquí os pongo el enlace al texto orginal del Partido Pirata, pero como está en alemán y la mayoría, como yo, no lo entenderéis, os copio la traducción que me ha facilitado Julián.Es un poco largo pero no tiene desperdicio.
Alucina, vecina (de Erfurt)



En los últimos meses, debido a las restricciones que padecerán, se ha hecho evidente a los habitantes de Erfurt  que su ciudad pronto dará la bienvenida a un invitado muy famoso: el papa Benedicto XVI.
El papa, en su gira alemana hará una parada en Erfurt.  Miles de creyentes ya se han inscrito para este evento, todos los hoteles de la ciudad están completos, y diversas actividades están en frenética preparación.
Muchos ciudadanos, sin embargo, están confundidos debido a la falta de una política de información por parte de la ciudad, el país y la Iglesia Católica. Las limitaciones  ciudadanas que impondrá la visita del papa a los lugares por los que Benedicto transite o descanse, perturbando la vida de los vecinos, se ha hecho evidente. Los primeros fueron recogidos por la ciudad de Erfurt en su página web y muchos de los temores parecen hacerse realidad.

Algunos puntos de este documento pueden recordar mucho a pasadas dictaduras.
 Así, a los residentes en el entorno de la plaza de la Catedral se les recuerda que sus casas que se hallan en "zona de seguridad", por lo que la policía puede registrarlas sin una orden de allanamiento este (CCP § 105) y sin sospecha razonable (§ 165 CCP). Esta medida viola el derecho explícito a la "inviolabilidad del domicilio" (artículo 13 GG). La policía no tiene derecho a estos registros tal como se define en el Código Penal y el Código de Procedimiento. 

También se advierte que las ventanas de los residentes que están cerca de la plaza han de estar cerradas para que no se puedan ver los actos previstos porque también supone un riesgo para la  seguridad. Este punto va también en contra del derecho a
la inviolabilidad del domicilio y el derecho al libre desarrollo de la personalidad del individuo (artículo 2 GG).
 Con todo esto tenemos ya varios atentados contra la constitución del País Federal de Alemania. 

Más adelante en el documento también se recuerda que los residentes deben identificarse en cualquier momento. Esto es legítimo; sin embargo, los visitantes que acudan a la ciudad han de avisar antes y solo podrán visitarla en los puestos de control destinados a ello por su boleto de admisión. Una medida que es común en los estados totalitarios y que en ningún modo es razonable. En consecuencia, durante la visita del papa todos los residentes son sospechosos de albergar malas intenciones contra el líder de la iglesia y de querer cometer delitos.

Aquí da la impresión de que la organización lleva la visita del jefe de la Iglesia Católica desde un marcado contraste con lo que predica: la confianza, comprensión y amor a la humanidad.
Parece que se acepta tácitamente que a todos los habitantes de Erfurt afectados por las medidas se les acuse, de acuerdo con § 89a del Código Penal, de planificar la preparación de violencia grave o subversiva o de militar ( § 129) en una organización terrorista. 

Los trabajadores se verán especialmente afectados. Algunas escuelas y guarderías
permanecerán cerradas durante la visita. Las autoridades civiles han impuesto incluso un día de descanso en las escuelas y no hay garantía de un plan de estudios para los niños durante este tiempo, por lo que muchos padres probablemente tendrán que tomar vacaciones forzadas.

El Partido Pirata está a favor, por un lado, de la libertad absoluta de religión y de expresión, pero también a favor de garantizar la mayor libertad posible del individuo y de los derechos fundamentales y civiles.

En tal caso, es imprescindible en algunos eventos públicos conjugar la seguridad con los derechos civiles. Este no es el caso del catálogo de seguridad pública dado. Los PIRATAS de Turingia, por lo tanto, hacen un llamamiento a que la ciudad de Erfurt y al estado de Turingia para que se abstengan de aplicar estas medidas que violan las leyes  y desprecian los derechos civiles y fundamentales de nuestro estado.

7 comentarios:

  1. Espero que los ciudadanos humillados se organices igual de bien que los represores, para evitar que el anciano pueda entrar en la ciudad.
    Salu2

    ResponderEliminar
  2. Pepe21:24

    Efectivamente querido Paco, hace falta conjugar la seguridad con los derechos civiles y tratar de incomodar lo más posible a quienes no quieran participar de la visita. Con las medidas adoptadas se han pasado mil pueblos.

    ResponderEliminar
  3. Markos, yo soy pesimista. No sé en Alemania, pero aquí a los represores se les abre la puerta, se les pone alfombra roja y se los cubre con palio.

    Pepe, el caso es que precisamente se trataba de lo contrario, de hacer una mostración de fuerza.

    ResponderEliminar
  4. Vaya tela. La cabra tira al monte. Igual Ratzi saca una cruz gamada para bendecir a los fieles.

    ResponderEliminar
  5. Al final ya da lo mismo que sea gamada, griega, latina o de san Andrés. Habría que quemarlas todas.

    ResponderEliminar
  6. Hola, Francisco. Te sigo desde que nos puso en contacto virtual nuestro común amigo Jaime. Más allá de las creencias y del ideario de la Iglesia, lo que más chirría de la relación de los supuestamente estados democráticos con la Iglesia de B16 y similares, es que les hagan el "rendez-vous" con todos los honores, obviando que se trata de una organización autoritaria, clasista, jerarquizada hasta niveles increíbles, en la que la mujer está totalmente infravalorada y excluída, mientras los mismos estados critican y dictan normas para reprimir las humillaciones de otras religiones con la mujer, y lo peor de todo es que lo hacen con el dinero de todos.¿Por qué esa hipocresía con la Iglesia católica?

    ResponderEliminar
  7. Hola Emilio, gracias por tu comentario y bienvenido. Yo también me paso de vez en cuando por tu blog. Con la Iglesia, lo mismo que con otros estados, los gobiernos llamados democráticos solo manejan el oportunismo. Ahora todos contra Gadafi, cuando el año pasado por estas fechas era un buen amiguete. Con el papado pasa igual. La Iglesia está metida en nuestro cuerpo social como un cáncer cuajado de metástasis y nadie se atreve a meter el bisturí... aunque sepan que nos están estafando con un producto falso

    ResponderEliminar