20 de septiembre de 2011

Legítima defensa


2 comentarios:

  1. A principios de agosto me uní a la manifa de unos trabajadores eretizados. La empresa-Nueva Rumasa- cogió la subvención y se largó. Le comenté a uno que por qué no se hacían ellos cargo de la empresa, que se constituyeran en cooperativa, que cada uno de ellos era especialista en su tarea, que no necesitaban más directivos parásitos. Y me dice:"sí, si algunos lo propusimos en una asamblea...quedarnos con la empresa...y luego venderla y repartirnos la pasta...¡¡pero no pudo ser, joé!!, ¡¡la gente se rajó!!."

    Y yo lo hubiera rajao a él...de no ser porque...es un amigo mio de toda la vida. Hay que joerse!!

    ResponderEliminar
  2. Atila, aquí el que no trinca es porque no puede. Ese es el mensaje. En este país necesitamos una verdarea revolución, cultural y de la otra, y, como decía Labordeta, "Habrá que forzarla para que pueda ser"

    ResponderEliminar

CINCO PUÑALADAS Y UN DISPARO

¡Zas! ¡Zas! ¡Zas! ¡Zas! ¡Bang! ¡Zas! Expiró aferrado al policía, pensando en sus hijas. No pudo soportar que lo multara por...