28 de marzo de 2012

¡Basta!


Hambrientos y privados de trabajo,
sin derecho a subsidio de paro,
carentes de educación,
maltratados por los amos
que les negaron la sanidad, la cultura, el ocio y el derecho a protestar,
se organizaron en pequeños grupos
clandestinos
Y tomaron las armas.
Dijeron ¡basta!

7 comentarios:

  1. ¿Futuro incierto o posible? No a corto plazo, me parece.

    ResponderEliminar
  2. Hombre....no te pases, que lo pintas como si el fin del mundo tocara a la puerta.Tampoco hay que armarse ¿Quién es el enemigo? Todas esas carencias no existen ni existirán. Si hablamos de sanidad, que algo sé, el modelo actual es insostenible; dicho esto por consejeros socialistas. No sé cual será la solución (copago, gestión privada, periodos de carencia como las mutuas). ¿Negar la cultura? ¿qué es "la cultura"?. Que no hombre, que no.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡Yo voto por la gestión privada de la sanidad...mucho más eficiente, por ejemplo:
      - neumonía: 1.500€
      - lumbalgia: 500€
      - fractura de fémur: 40.000€
      - apendicectomía: 1.200 €
      - trasplante de...lo que sea: que menos que 100.000 eurillos.
      Y así un extenso catálogo perfectamente estructurado. Se acabaron los abusos de la chusma, diga Usted que sí!!

      ¡¡Y con la educación 3/4 de lo mismo, vamos hombre...que cualquier hijo de cateto me baje el nivel educativo mis niños...tié delito!!

      No obstante...no las tengo todas conmigo...quizá sí que haya un fin del mundo y eso. Por si acaso, en la Urbanización vamos a hacer una marca, como dios manda, en la verja de entrada (junto a la caseta del equipo de seguridad) para que cuando pase el ángel exterminador sepa el Señor quienes le alabamos!!...y salte directo a la barriada obrera que hay justo al otro lado del arroyo!!

      Eliminar
    2. José María, perdona, se me olvidó contestar una pregunta que me hacías en tu comentario, aunque no sé si era retórica: ¿Qué es Cultura? Para mí, un hombre culto no es el que sabe muchas cosas, sino quien es capaz de analizar los mensajes que le llegan, leer o escuchar y entender lo que se le dice para luego juzgar y tomar decisiones. Contra esa capacidad de discernimiento del ser humano lucha el sistema desde hace tiempo. Quiere que sea incapaz de distinguir la mentira y la manipulación.
      Y así estamos: como el borrego que parmanece impasible mientras contempla cómo se le acerca el cuchillo carnicero.
      Somos, lo he dicho muchas veces aquí, simples bienes semovientes.

      Eliminar
  3. Todo se andará, vecino.

    José María, no te asustes, es una dramatización, por llamarlo se alguna forma. Estaba indignado después de oír al Guindón cuestionando el derecho de huelga y al progre del PP preparar el camino con argumentos torticeros para limitar el derecho de la mujer al aborto. ¿Modelo insostenible? El que ellos han creado. Se puede resolver sin necesidad de cobrar la sanidad pública.
    Hoy sí parece exagerado, pero analicemos las tendencias, como dicen los expertos, con los pobres cada vez más pobres y los ricos cada día más ricos. Ya veremos dentro de unos años... o que les pregunten a los griegos.
    Lo que ás rabia me da es la indiferencia de la gente, que les regalan un móvil y se derriten.

    ResponderEliminar
  4. D. Francisco!!

    Aparque la ira...¿acaso no hemos sido bien educados por la élite socialdemócrata que ha dirigido nuestro pensamiento durante taaaaantos años?, no seamos ingratos y demostremos a estas buenas personas del nuevo régimen que sabemos obedecer y acatar las directrices que personas mejores que nosotros nos marcan. Así conseguiremos que no nos pase nada malo y que la paz y la armonía reinen en la casa del señor.

    Con dios!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me resulta muy difícil aparcar la ira. Cada día me indigno más. No con los sinvergüenzas de turno, sino con esa que llaman ciudadanía, que está aborregada y no se da cuenta de la que se nos avecina. Cuando quiera reaccionar estaremos atados de pies y manos.
      Se contrarrestó el dominio absoluto de la Iglesia, luego en el de las monarquías absolutas, el de los militares...ahora toca luchar contra la gangrena de los especuladores y grandes financieros (disfrazados de Mercados)

      Eliminar