22 de diciembre de 2011

El retorno de los brothers

Parecían muertos, pero no.
Como el Cristo Redentor,
murieron para resucitar a la Gloria.
Ya están de regreso
los hermanos Lehman
y ya se ocupan de todos nosotros,
el rebaño semoviente*.


* Creo que el término "semoviente" es el que mejor define a los seres humanos que conforman la sociedad occidental actual. Antes eran ciudadanos, después consumidores y ahora, semovientes.

6 comentarios:

  1. Pues yo estoy contentísimo con Lehman Wert. Ha dicho que su prioridad va a ser la educación. Algo parecido dijo Esperanza Aguirre hace unos meses.

    ResponderEliminar
  2. Tenéis suerte, os toca, creo, el menos ultra. De todas formas yo me refería solo a los "resucitados" brothers que están cogiendo puestos clave en España (Guindos), Italia (Monti), el BCE (Draghi)... Buena recompensa por haber causado la crisis

    ResponderEliminar
  3. Joé, vamos a mirarlo por el lado positivo: la Banda de los Goldman quiere divertirse deshaciendo la Historia regresándonos al S.XVIII, cuando el siervo sabía quien mandaba...y como. Yo quiero divertirme recreando el S. XIX...cuando el amo sintió en sus carnes en dulce sabor metálico del acero proletario.
    Contra el epígrafe 7 del sueño patrimonial capitalfascista opondremos el 5...y no dejaremos de recordarles que haremos valer por las bravas el 9.

    Eso sí, como yo me entere de que la PSOE se arroga ser el 3 para garantizar el 2...entonces sí, no dudaré en aceptar semoviente como sinónimo de lo que somos.

    ResponderEliminar
  4. Atila, me he perdido con tanto epígrafe.
    Los Goldman están haciendo el papel de doctor Frankestein al resucitar en puestos claves a la bestia Lehman. Al final son la misma banda Lehman-Goldman.

    ResponderEliminar
  5. Por cierto, Atila, ¿qué pasó con tu blog?

    ResponderEliminar
  6. Pues pasó que soy un inútil, joé, y creí que cambiarlo de cuenta no traería consecuencias...ja!!...ahora me he tenido que conformar con llamarlo unatilaparaelhuno, carajo, o eso o DulceBellaFlorDeAmor!!

    En cuanto al parón...pues eso, esperando acontecimientos...y ganas; ya me da por pensar que las palabras son demasiadas y los hechos...pocos.

    Saludos!

    ResponderEliminar

MAIKO

Una maiko, aprendiz de geisha, en plena danza. Kioto (Japón) 2016