3 de agosto de 2012

Catecismo de San Expedito, Mártir: Los enemigos del hombre

Del Catecismo Libertario de San Expedito, Mártir:

Epígrafe 82: ¿Cuáles son los enemigos del hombre?

"Los enemigos del hombre son tres: los políticos, los financieros y los curas".

La recomendación de San Expedito: Encomiéndate a personas con discernimiento, libres de prejuicios y abiertas de espíritu y verás la victoria y la paz interior.



Catecismo Libertario de San Expedito, Mártir,
 patrón de la Acción Directa y su Aplicación Consecuente (AD/AC)

12 comentarios:

  1. Tambien son enemigos de las mujeres... los curas especialmente.

    ResponderEliminar
  2. Cierto, Pilar. Creo que San Expedito, cuando dice "hombre" lo hace para referirse a todo el género humano. Los curas que mencionas también son enemigos específicos de los varones, sobre todo si son menores.

    ResponderEliminar
  3. Estudiaré con detenimiento la teologia de S. Expedito; Mira que yo no soy muy dado a los Santos, pero este como que me cae bien. Seguro que es una teología inspirada y profética. Leandro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este santo es un poco tremendista pero a veces es lo justo y necesario.

      Eliminar
  4. San Expedito, San Expedito, dame lo que necesito...

    Quizás, sí, necesitemos santos libertarios o, mejor, libertarios a secas que crean en la libertad.

    Por cierto, vecino, ¿este santo y mártir no tenía guardada una bomba en la ermita?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto, vecino. este, en realidad, guardaba una bomba en su corazón: http://es.wikipedia.org/wiki/Antonio_Ram%C3%B3n_Ram%C3%B3n

      Eliminar
  5. Una recomendación tan sencilla e inteligente que no puede venir de ningún santo ;-)y si algún santo alguna vez lo insinuare excomulgárese :-) diga lo que diga dios. :-)
    Abrazote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A este santo creo nunca se le apareció Dios, y mucho menos la Virgen. las visiones las tenía muy claras dentro de su cabeza.

      Eliminar
    2. Por lo que veo san Expedito, al que no tengo el honor de haber conocido, tenía las ideas pero que muy, muy claritas, en su cabeza que es lo perfecto...
      Un abrazo Francisco (¿te puedo llamar Paco?),

      Eliminar
  6. Y me pregunto yo...and'andarán esos seres sobrehumanos a los que encomendarse...porque si fueron...y se extinguieron, mal asunto...pero si no son aún y están por venir, peor...porque esto va a petar antes de que lleguen. Mejor encomendarse a Santa Bárbara...ejem...me refiero a los insignes maestros armeros de las factorías ibéricas!!

    ResponderEliminar
  7. ¡Buena recomendación, claro que sí!
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Anónimo17:30

    en clase leyedo un poko d este santo büena compa

    ResponderEliminar