28 de mayo de 2012

A Cristo solo se le come a hostias



A Javier Krahe lo han denunciado los apologistas de la magia cristiana por un vídeo suyo emitido en televisión en 2004 sobre una receta de cocina con un Cristo descrucificado.  Es un contrasentido que lo denuncien por ello cuando el acto central de la misa es comerse a Cristo.
Se ve que los fanáticos de la magia religiosa antropófaga también lo son de la cocina y solo admiten una forma de comerse a Cristo: a hostias.

A mí, lo que me sorprende no es la denuncia de quienes creen que el canibalismo eleva hacia Dios, sino que la Justicia la admita a trámite. Eso nos da una idea de la basura que se sienta tras los estrados de los juzgados.

Este es el vídeo en cuestión:





10 comentarios:

  1. Es la vieja secta de paganos católicos...la España de la inquisición...y el retraso mental autoinducido por la ignorancia orgánica a la que obliga la fe. Lástima que en 22 años, los progres no tuvieran un ratico p'a construir un Estado laico. Se ve que estaban más ocupados en otros asuntos...más lucrativos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y mientras Krahe se sienta en el banquillo, Dívar sigue campando a sus anchas y nos dice, ¡uys!, con quien iba a Marbella a tomar copitas

      Eliminar
    2. Qué se puede esperar de un leguleyo conservador y del OPUS...po's eso, lujuria, soberbia...y todos los demás.
      Es curioso que los delitos de nuestros queridos representantes y banqueros prescriban al ratico y al Krahe lo persigan por una divertida parodia pergeniada en el 78.

      Ya paso de guillotinas, el garrote vil me parece más apropiado!!

      Eliminar
  2. Pobre hombre...
    ¡Qué país éste!

    ResponderEliminar
  3. Parece que la fiscalía tiene, en este caso, bastante buen juicio. Ya veremos qué sucede con el juez.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo que es juicio, juicio, hay muy poco en los tribunales españoles

      Eliminar
  4. No es justo que se haga esto, es una ofensa a Berlanga. :-P

    La verdad es que con este ridículo juicio a Krahe se ha retratado más de un recalcitrante meapilas.

    Estoy empezando a sentir vergüenza de tener el mismo pasaporte que tanto estúpido. Incluso de pertenecer, en principio, a la misma especie.

    Por cierto los crucifijos como quedan ricos es a la barbacoa, a mi me gustan churruscaditos.

    Salu2

    ResponderEliminar
  5. Ridículo de las instituciones y publicidad para Krahe, aunque supongo que él diría que la necesita a estas alturas de la película. No obstante, está bien que estas cosas sucedan para darnos cuenta del nivel de memez que alcanzan algunas personas o instituciones.

    ResponderEliminar

MAIKO

Una maiko, aprendiz de geisha, en plena danza. Kioto (Japón) 2016