12 de marzo de 2011

The thing

Solo al caer la noche, que llegó acompañada de una extraña y refulgente neblina, pudimos conocer las verdaderas dimensiones de aquello que se ocultaba en el callejón.

(la foto es de Esther Siete)

3 comentarios:

  1. Max Estrellado12:48

    Bonita foto, Esther Siete.

    ResponderEliminar
  2. Lo bueno si breve, dos veces bueno.

    ResponderEliminar

CINCO PUÑALADAS Y UN DISPARO

¡Zas! ¡Zas! ¡Zas! ¡Zas! ¡Bang! ¡Zas! Expiró aferrado al policía, pensando en sus hijas. No pudo soportar que lo multara por...