7 de diciembre de 2009

La piqueta amenaza la Murcia musulmana


Una vez más la piqueta amenaza el patrimonio español. Como si de los negros tiempos del franquismo se tratara, la especulación y el urbanismo descerebrado de unos políticos insensatos e insensibles, pone en riesgo uno de los hallazgos más importantes de las últimas décadas. Esta vez le ha tocado a Murcia, donde las obras para construir un aparcamiento subterráneo en pleno centro de la ciudad han sacado a la luz la ciudad musulmana del siglo XIII. Y no han sido cuatro piedras dispersas, sino los restos de medio centenar de casas, siete palacios y una mezquita, que aguardaban con paciencia el paso de los siglos apenas a catorce metros de profundidad.

El ayuntamiento de Murcia, del PP, en lugar de lanzar exclamaciones de alegría por la inmensa suerte de recobrar la ciudad que holló el rey Alfonso X el Sabio, ha recibido la noticia con contrariedad y ya está maniobrando para ver cómo se quita de encima el problema que le impide construir su indispensable aparcamiento. Primero lo negaron con declaraciones absurdas (leer aquí, lo que decía el PP del ayuntamiento en abril de este año, que no tiene desperdicio) y después, cuando el hallazgo era incuestionable, pues, ya se sabe...

Sabemos cuáles son las prioridades de los ediles: primero la especulación (deja dinerito), luego la construcción (deja más dinerito) y luego la arqueología, el Patrimonio y la Historia (con mayúsculas) que lo único que deja es cultura y que el populacho sea culto es malo para los políticos porque le confiere espíritu crítico hacia su gestión.

Por eso la primera idea del ayuntamiento ha sido ¡desmontar los restos! para reponerlos después, encima del aparcamiento. A las personas se las conoce por sus primeras reacciones, esas que tienen casi de forma impensada. El ayuntamiento de Murcia no ha pensado en trasladar el parking, no. Lo mejor es reventar los restos arqueológicos.

Afortunadamente, casi toda la ciudad se ha levantado en contra de ese plan. El primero, el Colegio de Arquitectos de Murcia, que ha considerado la idea descabellada además de ridícula. Después, la ciudadanía, que ha creado una plataforma de defensa de los restos de San Esteban, como se llama el lugar del hallazgo. Incluso han puesto una cámara web las 24 horas del día para controlar los trabajos de los operarios en el yacimiento. Cámara que últimamente no funciona, por cierto. La idea de los promotores es que lo mismo que hay imágenes de los talibanes destruyendo los budas de Bamyan, sería bueno que las haya también de la destrucción de los restos de la Murcia árabe.

En el chat que en la web acompaña a la cámara, el otro día leí a un vecino que se preguntaba cómo fue posible que cuando se construyó el Corte Inglés allí al lado, con sus tres plantas de aparcamiento subterráneo, no aparecieran restos de este yacimiento. Son los misterios de los especuladores.

Por cierto, la empresa constructora del aparcamiento ha despedido a los arquitectos porque se oponen a su pretensión de desmantelar el yacimiento.

Ahora los murcianos se manifiestan contra la destrucción del hallazgo, que es la historia de sus antepasados, y recogen firmas y acuden a los tribunales para impedir que los desaprensivos campen a sus anchas… esos mismos desaprensivos que de vez en cuando reclaman la solidaridad del resto de los españoles para que les envíen agua para construir campos de golf de lujo y macrourbanizaciones insostenibles. ¡Manda güevos!, ¿verdad, Federico?

9 comentarios:

  1. Claro que manda huevos... ¿Tu ves? Por eso estuve yo toda la semana pasada hablando de huevos.

    Por cierto, date una vuelta por "Trescientas torres" a ver que te parece la visa que nos ha salido a los valencianos... Eso también manda huevos y a docenas.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Joer... Es que hace un rato que he llegado de Palencia. Estuvimos flipando con los mosaicos de la Villa Romana de la Olmeda.

    Estoy por quedarme pegao a la cámara...

    Esperemos que a los murcianos no se les pase con la llegada de los fastos de Semana Santa y caigan en la cuenta de que a veces una prospección arqueológica seria es, no sé si de mayor utilidad, pero, por lo menos, de mayor trapío que un puto garaje.

    ResponderEliminar
  3. Hablando de mandar huevos, los míos se han quedado como canicas al leer el pedazo de monstruosidad que se pretende en Murcia. En Zaragoza abrieron el Paseo de la Independencia contra la opinión pública que sabia que habría algo debajo seguro: y había restos árabes. Al final al menos decidieron tapar de nuevo en lugar de seguir con las obras y dejar el asunto para el futuro. No es lo mejor pero al menos no se cargaron la zona. En Murcia son unos auténticos cafres esos que mandan... joder cómo se pasan.

    ResponderEliminar
  4. Si casi me dan los tres males: un infarto, un ictus y una aparición de Ansar, no me quiero imaginar como se va poner el pobre Santi cuando lo lea.

    Ya sabía yo que esta gente era algo corta de luces, pero esto me lo afirma radicalmente. Leñes, que se dejen de tanta milonga y que pongan a trabajar a los arqueólogos ya.

    ¬ ¬ Pues eso: manda huevos...¬ ¬

    Saludinos!

    ResponderEliminar
  5. Juanjo, ya me extranaba a mí tu fijación con los huevos. Por cierto, ¿le habéis cambiado el nombre al blog? ¿Antes era las Trescientas Torres?

    Vecino, la ocasión la pintan calva: imagínate las visitas que tendría esa parque arqueológico si lo acondicionaran para visitas. ¿Cuántas ciudades musulmanas hay en España de ese calibre?
    A veces la arqueología , además de cultura e historia puede ser también fuente de ingresos. Pero los del pelotazo lo quiere pronto y con mordida

    Maño, casi mejor no meneallo que jodello.

    Kir,a Santi y a cualquiera con un mínimo de sensibilidad (y nulo interés económico) se le cane los plas del sombrajo y alguna cosa más al enterarse de las intencionesd el ayuntamiento murciano.

    ResponderEliminar
  6. "Trescientas torres" es como se conoce al castillo de Onda.

    El contenido del blog es evidente, pero pienso que al menos en el título se puede ser más sutiles, sino hay gente que directamente no nos lee.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  7. Por cierto, se le conoce como "El castillo de las 300 torres" porque en su época de auge se cuenta que las tenía... Hoy por hoy no nos quedan tantas, jejeje

    ResponderEliminar
  8. Y por cierto, que en el post de hoy salgo yo hablando en valenciano... ver para creer, jeje

    Ale, hasta luego!

    ResponderEliminar
  9. Juanjo, ahora te veo hablando en valensiá. Oye, las torres de Onda ¿han caido por la especulación?

    ResponderEliminar

CINCO PUÑALADAS Y UN DISPARO

¡Zas! ¡Zas! ¡Zas! ¡Zas! ¡Bang! ¡Zas! Expiró aferrado al policía, pensando en sus hijas. No pudo soportar que lo multara por...