25 de junio de 2012

Diario de Jürgen Toepfer: daño



Nuestra lucha comenzó a tener posibilidades de éxito en el momento en el que el daño que le causábamos al enemigo fue superior al beneficio que obtenían con nuestro expolio. Entonces les resultamos insoportables. 





Jürgen Toepfer
Mercenario en la R.D. del Congo

4 comentarios:

  1. Ahhh...yo siempre se lo digo a mis compañeras de trabajo:"nenas, que el Amancio Ortega tiene p'a vivir 30.000 vidas placenteramente...que no hace falta que abarrotéis Zara una tarde sí y otra también"...pero ná...ni sabiendo que produce gracias a la mano de obra esclava vietnamita, turca o marroquí!!...la respuesta, invariablemente, es:"sí...pero tiene unos diseños muy monos y a buen precio!!".
    La Conciencia aún está bajo mínimos...y sin ella nuestra capacidad de daño es irrisoria.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como siempre, tienes razón, Atila, aunque creo que en este caso Jürgen Toepfer habla de mineros. Y no estoy yo seguro de que se refiera a los africanos... Es que en las minas de carbón todos los mineros son negros.

      Eliminar
  2. Efectivamente, eso es estrategia. Me parece que la única estrategia posible.

    ResponderEliminar