16 de enero de 2011

¿Loros en el Metro de Madrid?

 Del libro "Las grandes estupideces de Madrid"

Parece ser que lo que llaman especies invasivas han colonizado incluso el Metro de Madrid. Ya saben: loros, catatúas, guacamayos y demás animalitos lindos que se compran para tener de adorno en casa hasta que uno se da cuenta de que es un infierno convivir con ellos. Entonces el sufrido propietario se va a la Casa de Campo y los suelta. Los animalitos forman familia, anidan, crían y proliferan. Lo invaden todo y desplazan a la fauna autóctona.
Estoy muy sorprendido porque ahora les van a facilitar el acceso al Metro; será para que viajen sin peligro de recibir una perdigonada. Lo digo por los posaderos que les han colocado en los andenes. Y es que tenemos unas autoridades municipales y autonómicas con mucha sensibilidad. No hay asientos para las personas pero para los loros lo que haga falta.




Ah no, que no son posaderos de loros, sino barras para las posaderas humanas. Colocas tu trasero como dice el cartel y descansas códamente a que venga el metro. Menos mal que ponen las instrucciones en la pared que si no...

  
El caso es que me queda la duda de si no serán para hacer gimnasia en unas barras asimétricas. ¿Será el último truco de un alcalde desesperado por lograr la sede Olímpica?

7 comentarios:

  1. Todo sea por ahorrar, oh pecador. Si es que con tus soflamas contra el capitalismo y la optimización de capitales... no hay manera.

    Sinergia Señor Galván, piense usted en sinergia y verá la luz al final del túnel: es más barato (no se confunda, al ciudadano no le cuesta menos), se rompe menos, los jovenzanos mal acostumbrados no se posan encima cual loros malcriados y de paso dá la ciudadanía piernas de acero y sentido del equilibrio. Arrepiéntase Sr. Galván y conviértase al capitalismo: todo son ventajas (nunca dije que ventajas para todos).

    O no.

    ResponderEliminar
  2. Por un momento pensé que os habían puesto loros de verdad, jejeje

    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Max Estrellado13:41

    ¿Os habéis sentado alguna vez en tan originales reposatraseros? Yo lo hice una vez y todavía no he podido borrar de mi cabeza la sensación de ridículo que experimenté, por no citar la incomodidad y el dolor de nalgas y riñones cuando transcurren más de treinta segundos en tan vergonzosa postura.

    ResponderEliminar
  4. Jajaja.

    Loros hay con dos patas, pero sin alas.

    En cuanto a las posaderas: hay posaderas y... posaderas. Mas el negocio no se preocupa del bienestar (habría que ver, por cierto, qué clase de mobiliario han instalado en los andenes del metro ligero), sino del... negocio. El caso es que en la Camarga vimos este verano trastos así en algunas estaciones de tren; aunque también hay bancos. En la estación de RENFE de Laguna, por cierto, las barras dichosas ocupan toda la longitud, excepto vanos, de las paredes (problamente, las coloridas y festivas aves invasoras pernocten todas allí, aunque no hay rastro, a la mañana, de su presencia: ni plumas ni guano).

    Flipo con las planchas y tiras como de goma que han puesto estratégicamente en el suelo (sí, ya sé que dicen que para seguridad de impedidos con sillas o carros y para que no nos suicidemos involuntariamente); pero, sobre todo, con esos paneles de metal pintados de parchís con los que van cubriendo las paredes y comiendo el espacio del andén.

    Para bordar esto, están, claro, el granito y esos falsos adoquines de como de cemento, que se quiebran con nada, con que se está haciendo de Madrid la capital más berroqueña
    del globo. Ah: que esto es cosa de Gallardón.

    ResponderEliminar
  5. ¿Ves? Si lo vengo diciendo desde siempre: que Gallardón vela por vuestra salud y vosotros venga a criticar al pobre hombre. Home, por faaavor ¬ ¬ :P

    Pues, si te digo la verdad, yo veo eso y lo primero que me dice mi culo es "sieeentate". Bueno, no sé si me lo dice mi culo ó mi cabeza. Hay veces que no sé con qué pienso :P

    ResponderEliminar
  6. Maño, tú crees que esto es un soflama anticapitalista? Solo pido respeto para mi culo.
    Por cierto, alguien me ha dicho que todo el granito que el señor Gallardón usa en sus obras viene de China.

    DinoJuanjo: los loros no hace falta que nos los pongan. Ya están.

    Max, eso te pasa por usarlos. Te tenía por más serio.


    Juan Carlos, con lo fácil que sería poner asientos corridos de obra. Los he visto en los metros de Londres y París. ¿Quién dijo que Gallardón copia a la capital francesa?
    Lo de los paneles es cierto yo también he flipado en colores de parchís al ver como proliferan.

    ResponderEliminar
  7. Lindo día...

    Pasaba por estos lares y al ver la puerta abierta entre a saludarte..

    Ha sido un placer leerte.. buena semana

    ResponderEliminar

MAIKO

Una maiko, aprendiz de geisha, en plena danza. Kioto (Japón) 2016