18 de diciembre de 2012

Tengo otro martín burguillo en la pared


Desde la semana pasado tengo un nuevo martín burguillo colgado en una pared de mi casa. Un cuadro muy especial para mí porque lleva mi apellido, Galván, en ruso.

Me lo regaló el otro día Alfonso Martín Burguillo, el autor, del que ya he hablado aquí en otras ocasiones con motivo de su obra y sus exposiciones. Fue una sorpresa mayúscula y me hizo mucha ilusión. Te estaré eternamente agradecido, amigo.

El cuadro, de 40 x 40 cm, tiene su historia. Hace un par de años más o menos, Alfonso vio en la estantería de mi casa un ejemplar de la traducción rusa de mi novela Las esmeraldas de Cortés y le llamó la atención el diseño de la portada y sobre todo mi apellido trasladado a la grafía cirílica escrito en vertical: Гальван. Se le ocurrió que podría incorporarlo como rótulo a una de las bolsas que pinta en sus cuadros. Algo inusual porque normalmente Alfonso pinta las bolsas tal como son, sin añadirles nada.

Así salió de su mano este cuadro que ha dado la vuelta al mundo en diversas exposiciones internacionales y que ahora regresa... a mi casa.

Gracias una vez más, amigo.

8 comentarios:

  1. Enhorabuena por el regalo que te han hecho, por la traducción de tu apellido y sobre todo por el libro "las esmeraldas de Cortés" que no conocía y espero algún día poder leer.

    ResponderEliminar
  2. Gracias, Teresa. Esa novela, en castellano, estoy a punto de subirla a Amazon. A ver si te animas.

    ResponderEliminar
  3. Sí que es curioso lo del apellido.

    Disfrútalo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, es raro ver tu nombre escrito en cirílico

      Eliminar
  4. Es impresionante como pinta. Y la historia de cómo se fraguó parte de la obra muy entretenida.
    Da gusto tener una obra de arte colgada en el hogar.
    Avisa cuando la pongas en Amazón, que últimamente ando muy despistado
    Salu2

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya lo creo, es un artistazo. Pero no creo que lo suba a Amazon. Si acaso la foto

      Eliminar
  5. Buen regalo, sí señor

    ResponderEliminar